miércoles, 18 de julio de 2018

Hogar


Por: Laura Quiceno.


Toda mi vida he buscado el significado de la palabra hogar. Ha sido una sensación pasajera y efímera que he intentado atrapar y por más que la retengo, nunca lo logró.

Me he encontrado con otros solitarios que buscan lo mismo, pero me ven en su casa y se asustan.

Primero colonizo con mis libros y luego con mis diarios, asisten a mis rutinas silenciosas en pijama y huyen.

No sé qué signifique esa palabra, solo sé cómo se siente, por ejemplo, cuando por primera vez pintamos juntos el apartamento en un morado ruidoso con gris. Pusimos ahí algunas palabras que significaban algo para nosotros y las tapamos después con una capa de pintura.

Nunca volveré a vivir eso, mudarse con alguien la primera vez.

Todos buscamos ese hogar toda la vida, como lo he perdido tantas veces, sigo buscando su significado.

La primera vez que viví sola parecía que andar en calzones era la mejor sensación de la tierra. Estar en calzones y cantar desnuda son mis placeres solitarios.

Después descubrí un par de vecinos chismosos y tuve que suspender mis cantadas. Ahí sentí una extraña sensación de hogar, algo tan íntimo, tan propio.

Mi único hogar ha sido la escritura, es el único lugar donde me siento a salvo, en él huyo del ruido, me sumerjo en una caverna que no se construyó ahora, es un hogar tan viejo que huele a madera, a tierra, que suena a agua, que simplemente recuerdo con abrir mi cuaderno.

Todos se van y solo queda ese hogar, es lo único que tengo.
Instagram Laura Quiceno.

Foto: Juan Cristóbal Cobo.